decripcion1

Blog personal de Ester y Joel sobre su travesía en bici por Japón durante Septiembre 2015

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Y dónde está el monte Fuji?

Nos despertó un temblor. Durmiendo al ras del suelo se siente más, supongo. Aprovechamos para hacer uso de las instalaciones del camping, re cargar electrónicos y bañarnos. El camping contaba con un baño comunal típico Japonés (Sento) espectacular: ducha en asiento y una gran bañera de agua ardiente. Fue justo lo que el cuerpo necesitaba para revivir. Salimos tarde...

Cruzamos el lago en forma de ballena en dirección a los 5 lagos, rodeando el monte Fuji por el norte. Sabíamos que el monte estaba ahí, pero por las nubes y las montañas del rededor, aun no lo veíamos.



Sorteamos las angostas carreteras entre los coches de familias que iban a pasear por la zona. Era sábado y parecía que medio Japón había decidido acampar en esta zona.

El camino fue casi todo bajada hasta Fujiyoshida, donde paramos a desayunar/comer como a las 12 del día. Encontramos un lugar de Sushi de carrusel: en la banda que recorría la barra, desfilaban todo tipo de niguiris y makis que tres chefs iban preparando al otro lado de la barra. Si querías alguno en especial que no estuviera desfilando, podías pedirlo al chef, siempre y cuando hablaras japonés, claro. Cada plato tenía un color distinto según un patrón de precios. Al final el camarero hacía un recuento de tus platos y colores y te daba la cuenta. Fue espectacular. Hasta el sushi más sencillo era delicioso y fresco; el atún crudo (maguro) se deshacía en la boca como mantequilla.



Continuamos por la región de los lagos. El terreno era bastante plano, con algunas bajadas divertidas. Todo muy bonito, pueblos vacacionales dedicados al turismo del lago y deportes acuáticos. Mucho bosque y montañas. Pero del monte Fuji nada! No fue hasta el lago Saiko que de pronto y en simultáneo frenamos de golpe. Nos orillamos en la carretera: Por primera vez vimos la cima del gran monte Fuji asomándo entre montañas y nubes.




Seguimos la ruta, pasamos los lagos y comenzamos a rodear el Fuji hacia el sur. el camino bajaba más y más. Así logramos ir mas rápido y descansar un poco del día anterior. Caía la noche, y entre nubes y monañas se dibujaba un increíble atardecer que hacía que los coches pararan a retratarlo.



Nos metimos hacia un pueblecito para buscar donde dormir sobre las 5:40. Encontramos un camping donde los dependientes se negaron a hospedarnos y aun no entendemos por qué (mi teoría es que al no entender sus "reglas" escritas, se nos negó el acceso). Fue el primer japonés grosero que me he encontrado! Por suerte había varios campings por la zona y con ayuda de otro japonés muy amable, llegamos al camping municipal del lago Tanuki. Era tarde ya, quizás las 7pm y el camino a éste lago era sinuoso, en medio de un denso bosque sin la mas mínima iluminación. No había ni un alma, ni un coche. Sólo la estrecha carretera y el sonido de un río caudaloso entre el más oscuro bosque frondoso. Daba un poco de miedo la verdad!

El camping del lago Tanuki era muy bonito pero estaba atestado. La recepción ya había cerrado, así que nos instalamos en un hueco que encontramos y nos cocinamos la cena: sopa de fideos ramen. Esta noche no hubo cerveza :(

a la mañana siguiente


Aun en la oscuridad, en el horizonte se dibujaba la silueta del monte Fuji.

Km totales del día: 63km

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada